Skip to content

Restaurante Corte y Confección Mar del Plata

No descubrimos nada si decimos que Corte y Confección es uno de los mejores restaurantes de Mar del Plata y se ha vuelto tendencia en este ultimo tiempo.

El verdadero desafío para estas pequeñas empresas ha sido reinventarse y adaptarse a un nuevo mercado, el delivery y/o take away. Forzada metamorfosis que están obligados a sufrir los comedores a causa del tan famoso virus.

Por este motivo, Corte y Confección anunció un menú, con 4 opciones para elegir, que llevan a domicilio y sin cargo. En esta ocasión elegimos: Raviolones de masa verde rellenos con mozarella y hongos con salsa de tomates frescos.

En primer lugar, hablemos de la presentación; en un restaurante la disposición de cada ingrediente en el plato es clave para la experiencia culinaria, y ahora, ya no cuentan con ese truco.

La comida viene en una bolsa de papel madera con el logo y adentro encontramos varios pancitos distintos, con mucha personalidad (de cebolla, cacao, dulces…), un recipiente con queso rallado y otro, térmico, con los raviolones. La realidad es que resulta muy practico y tiene lo justo y necesario para armarte la mesa en casa.

Ver más  El Sochori de Dorapa ¿El mejor choripán de Mar del Plata?

En cuanto a la cena en sí, es una caricia al paladar. ¿Qué frase más trillada no? Bueno la uso porque se siente así, los ingredientes son pocos, suaves, se dejan degustar y no invaden. No es el típico tuco aceitoso, espeso (que también seduce), sino que es una delicada salsa que acompaña perfecto a una pasta bien equilibrada.

Como era de esperar, el protagonismo de este tipo de cocina se lo lleva la materia prima, la calidad de los ingredientes es superior a lo que uno acostumbra a comer cuando pide un delivery.

Queda aún descubrir otros lugares, aunque es difícil no caer en la tentación de seguir pidiendo en Corte y Confección hasta probar el último de sus platos.

En conclusión, una experiencia super recomendable, lejos de lo que uno esta habituado. Ideal para algún aventurero, ya que a pesar de que elegimos una opción bastante básica (ravioles), hay variantes para los mas avezados, como un queso brie con almendras, peras y hojas verdes… pero eso será material para otra ocasión.

ACLARACIÓN:la nota fue escrita en el mes de Mayo.